Omitir navegación

Críticas - Manos

JUAN ANTONIO RODA

Decir, con palabras pronunciadas o escritas,con gestos o pintando en las paredes, volcar sentimientos, intentar que algo quede claro en medio de la confusión, soltar lo que está encerrado, decir algo que tal vez pueda transformar, contar deseos, usar el arte bordeando peligrosamente sus límites, es una de las actitudes más conmovedoras de los artistas jóvenes.

Alicia Viteri dice cosas extrañas en la que los insectos son seres humanos a la vez que sus propios antagonistas, en la que manos torturadas pueden aludir a algún gesto nuestro, para que sepamos de la angustia y de pequeños temores que nos están minando, del terror al insecto inquietante y de la ternura por el insecto detestado.

Para ello usa un dibujo minucioso, casi preciosista, procurando que la emoción no empañe la imagen, contando esos asuntos con un cierto alejamiento refinado y sabio.