Omitir navegación

Críticas - Carnavales

Carnavales Diferentes
Por: Maria De La Paz Jaramillo

Para mi, hablar sobre la obra de Alicia Viteri es algo que puede ser muy difícil , pero al mismo tiempo fácil, pues he sido testigo del proceso de su obra y de su vida.

Por mi mente pasa como una película el momento en que conocí en la Universidad a Alicia, una niña tímida y muy inteligente, con sus magnificos dibujos de “Moscas e Insectos” que eran para ella sus recuerdos de infancia y de su tierra natal Pasto.

Cuando nos volvimos a encontrar en el Ecuador , Alicia había madurado como persona y su obra empezaba  a tomar como tema el Ser Humano, pero sin permitir, en ciertos rasgos de sus personajes, que los insectos desaparezcan. Empieza entonces con sus temas de Entierros y Funerales, muy influída por el paisaje, por su forma de ser Andina y muy metida dentro de si misma.

Nos dejamos de ver por un tiempo y años despues la encontré en Panamá, en un sitio geográfico con clima y con gente totalmente diferente al de su niñez y su etapa en el Ecuador. Pienso que Panamá permite soltar a Alicia sus cordones umbilicales. El conflicto entre su espiritu andino y su nueva vision Tropical hace que Alicia  “salga” de si misma.  Empieza a trabajar la serie de los Carnavales y los Funerales como parte de su pasado.  Carnavales como parte de su presente. La sensualidad, el color de las mujeres y de los hombres, se manifiestan de una forma muy especial, como solo Alicia Viteri lo puede representar: con ese magnifico dibujo, con esa fabulosa expresión y con ese gran misterio que encierra toda su personalidad.  Como dije al principio, hablar de eso me resulta difícil y muy fácil, por que conoZco el proceso de Alicia, sobre todo en esta última faSe de sus Carnavales. Siento que tenemos una comunión de temas no solamente entre nosotras dos, sino tambien con todo un grupo generacional del cual formamos parte y que está mas conciente y más involucrado con lo que sucede en el Gran Carnaval del Mundo.

Fernel Franco , Oscar Muñoz , Ever Astudillo, Saturnino Ramirez, son tambien cronistas de los patios interiores, de los habitantes de inquilinatos, de las prostitutas, de los billaristas, de los bares, de los bailaderos, de los estadios y de toda esa multitud formada por individuos que, aunque estemos en el mismo baile, vivimos carnavales diferentes.